_____CRONISTAS DEL DESASTRE___

PERIODISMO COMPROMETIDO
DURANTE LA II GUERRA MUNDIAL.

Corresponsal de Associated Press Alvin Steinkopf radiodifusión en la Ciudad Libre de Danzig informando sobre la delicado situación ante el avance alemán 1939.


Preludio:
La memoria de la humanidad.


Sin duda alguna, el siglo XX ha sido el siglo de la comunicación, y por ende, el siglo de los medios de comunicación, entre los que se encuentra el periodismo. Nunca antes hasta la fecha su importancia fue tan crucial y decisiva; y nunca antes llegó a tanto público. Aunque ahora esta idea pueda parecernos descabellada, teniendo en cuenta la "nueva dimensión" en la que nos hemos adentrado en el siglo XXI a raíz del nacimiento de internet, lo cierto y verdad es que en el siglo XX se consolidó el periodismo moderno iniciado en el siglo XIX, cuando comenzaron a aparecer las primeras publicaciones parecidas a los diarios actuales. Hemos de tener en cuenta que en el breve espacio de cuarenta años, los medios de comunicación se desarrollaron hasta límites insospechados. En los años 20 surgieron las primeras emisoras de radio, y en los años 30, ya se hacían en E.E.U.U.,  las primeras emisiones de televisión. Por supuesto, las grandes contiendas militares serán cubiertas como nunca antes lo habían sido. Si el "enviado especial" y "fotógrafo" más destacado que denunció y difundió los crímenes cometidos por las tropas francesas de Napoleón en España en 1808 tenía un nombre propio: D. Francisco de Goya, con su serie de "Los desastres de la guerra" y sus "fusilamientos del 3 de mayo", a raíz de la Gran Guerra, el papel protagonista se centraría en los diarios con grandes tiradas, y el "ojo" que estuvo allí ya no sería tan solo el lienzo o el dibujo, sino la fotografía y la imagen del reportero o corresponsal.


Soldados británicos y alemanes posando juntos para una foto aparecida en la portada del Daily Mirror el 5 de Enero de 1915
Desde el final de la Gran Guerra, los diarios de todo el mundo se convierten en los albaceas de la memoria de la humanidad, y aunque en muchas ocasiones, más de las que uno quisiera, algunos de estos diarios y periodistas se salten "a la torera" su ética periodística, la cual contempla entre otras cosas, su independencia de los poderes políticos y económicos, lo cierto y verdad es que sus crónicas sirven para darnos una visión global de lo acontecido desde entonces. Verdades y mentiras sirven finalmente como acta de acusación ante el juicio de la Historia. Podríamos aplicar aquí la frase: "Tienen derecho a guardar silencio, todo lo que digan  (si no se ciñe a la verdad) puede ser utilizado en su contra".
Tras la Primera Guerra Mundial, Europa y el mundo, tan solo disfrutarán de dos décadas de paz. Las duras condiciones impuestas por los aliados en el Tratado de Versalles, solo servirán para afianzar el rencor, el odio y el espíritu de revancha en el pueblo alemán. Solo veinte años para que un hombre, surgido de la nada, convenza, adoctrine y disponga a todo un pueblo contra la humanidad.

  Eugenio Xammar, Josep Plá, Manuel Chaves Nogales, Ramón Garriga, Richard Breiting, Augusto Assía, Luis Abeytua, Joseph Roth, John Steinberg, etc. Todos estuvieron allí. A partir de sus crónicas los ciudadanos de sus países, y del mundo, se hicieron una idea de lo que se avecinaba. Sus crónicas estaban vivas, debían hacerlas sobre la marcha. En algunas ocasiones eran transmitidas a través del teléfono, para que llegaran lo antes posible a la redacción, para que la columna no se quedara desierta, para que la primera plana tuviera una voz y una imagen. No se trataba de un "diario" particular, que fueran escribiendo y que se quedara allí dormido hasta que un editor decidiera publicarlo, -aunque tenemos el maravilloso ejemplo de "El Diario de Berlín" de William L. Shirer-. Sus crónicas basaban su importancia en la actualidad, una noticia antigua era una noticia muerta. Todos ellos fueron testigos del ascenso de los totalitarismos en Europa y el mundo. Cubrieron, antes de la Guerra Civil española, la llegada y consolidación del fascismo en Italia, la "resurrección" de Alemania, tras el Tratado de Versalles, a manos del nacionalsocialismo xenófobo, racista y belicoso de Hitler, y cubrieron el conflicto mundial cuando las tinieblas se posaron sobre la tierra. Es fácil, si seguimos sus crónicas, tener una idea de lo que pasaba en cada momento. Esta pequeña introducción a la bibliografía seleccionada solo pretende ser eso, una demostración de la importancia de las noticias dadas y un homenaje a su manera de hacerlo.




Un capítulo aparte merecen "los otros diarios y periodistas", aquellos que, en la clandestinidad, tras los muros y alambradas, hicieron un firme llamamiento a la resistencia, y llevaron la esperanza en la victoria a todas aquellas personas que lo habían perdido todo por culpa de la guerra, y estaban a punto de perder también sus vidas. Un ejemplo claro lo encontramos en el gueto de Varsovia. La prensa "oficial" polaca controlada por los nazis a duras penas entraba en el gueto. A los judíos se les había incomunicado totalmente del mundo exterior privándolos de radios, teléfonos y diarios. La escasa prensa que podía conseguirse entraba siempre de contrabando: Nowy Kurjer Warszawski, el Das Reich, el Krakauer Zeitung e incluso el Veolkisce Beobachter. El diario oficial del Gueto, la Gazeta Zydowska (Diario judío), impreso en Cracovia con autorización del gobernador Frank, no contaba la realidad de la guerra, y tan solo servía para conocer la situación en el resto de los guetos. Multitud de panfletos filtraban informaciones diferentes, más acorde con la realidad. Esta "prensa" se convirtió en un "arma moral" muy importante dentro del gueto. Dice Mary Berg en su diario el 26 de junio de 1941 (Sefarad Editores, 2010):

"La prensa clandestina aparece ahora con mayor frecuencia y cumple una importante función. Esas hojitas nos traen un soplo de esperanza y fortalecen nuestra moral"  
 Cuarenta periódicos clandestinos aparecieron en el gueto de Varsovia, entre los que se encuentran el Gwardzista, diario clandestino de Gwardia Ludowa (Guardia Popular) y del P.P.R. (Partido Obrero Polaco); el Wolnosc (Libertad)- diario clandestino publicado en el gueto de Varsovia en yiddish; el Mysl Proletariacka (Pensamiento proletairio)- diario clandestino publicado en yiddish en el gueto de Varsovia Jutro Wolni (Libres mañana)- diario clandestino publicado en yiddish en el gueto de Varsovia; Zew (Llamada)- diario clandestino publicado en yiddish en el gueto de Varsovia. Organo del Bloque Antifascista; Za Naszq i Waszq Wolnosc (Para nuestra libertad y la vuestra) - uno de los diarios clandestinos publicados en polaco en el gueto de Varsovia.
Un ejemplar del Gwardzista,
número 2 del 10 de Junio de 1942,
encontrado en las ruinas del gueto.
Ejemplares del Mysl Proletariacka (1941), Jutro Wolni y Zew (1942)
 También en los Oflag (campos internamiento destinado a los oficiales) y Stalag (campo destinado al resto de la tropa), sobre todo en estos últimos, la prensa constituía un de cohesión. El nacimiento de esos diarios data de septiembre-octubre de 1940. La Double Gamelle del Stalag III A, llamada a partir de 1941 tan solo <III A>, Le Chasse-Cafard del Stalag II D, que se difundió de septiembre de 1940 a octubre de 1942, Le Canard Embarbelé del Stalag VI C, fundado a finales de 1940 y publicado hasta abril de 1943, son tan solo unos ejemplos. En Francia, el magnífico libro publicado por Claude Bellanger y por Roger Debouzy, con prefacio de Georges Duhamiel: La presse des barbellés Éditions Internationales du document (1951), recoge un amplio catálogo de revistas publicadas en estos Stalag.


Matricule X journal du Stalag III D. Enero 1942
Fuente:

Primer acto:
"Aviso de incendio". 
La subida de Hitler al poder

Eugenio Xammar, en Berlin, en los años 30.
El periodista Eugenio Xammar, junto con el también periodista y escritor Josep Plá, cubrió las noticias del golpe de Hitler en Múnich. El 24 de noviembre de 1923, poco antes del acontecimiento, Xammar y Plá lograron entrevistarse con el futuro dictador alemán. El "monólogo" de Hitler gira, como siempre, en torno a la raza y a la necesidad de eliminar a los judíos del panorama político y social alemán. Dice Hitler en esta entrevista:

"La cuestión judía es un cáncer que roe el organismo nacional germánico. Un cáncer político y social. Afortunadamente, los cánceres políticos y sociales no son una enfermedad incurable. Tenemos la extirpación. Si queremos que Alemania viva, debemos eliminar a los judíos..."

El periodista español se muestra claro al describir la personalidad de Hitler. Una mezcla de desprecio y burla asoma en su crónica:

"Herido y encarcelado, Adolf Hitler sigue siendo para nosotros el mismo que intacto y en libertad, era: el necio más sustancioso que, desde que estamos en el mundo, hemos tenido el gusto de conocer. Un necio cargado de empuje, de vitalidad, de energía: un necio sin medida ni freno. Un necio monumental, magnífico y destinado a hacer una carrera brillantísima. (De esto último él está aún más convencido que nosotros mismos)".

Un poco más adelante afirma: "Se ve enseguida que Hitler es uno de esos hombres que han venido al mundo expresamente para hacerse retratar".



Edouard Calic en una fotografía tomada en 1965
En dos conversaciones celebradas los meses de mayo y junio de 1931 y cuyo contenido no estaba destinado a la opinión pública, Adolf Hitler, líder del partido nacionalsocialista alemán de trabajadores, confió sus objetivos y planes al redactor jefe del Leipziger Neuesten Nachrichten, Richard Breiting. Hitler, movido por una serie de intereses, aceptó en un principio dichas entrevistas celebradas, la primera el 4 de mayo en la Casa Parda de Múnich y la segunda a principios de junio. Percatándose más adelante de la importancia de las declaraciones, que desvelaban planes que ni siguiera estaban contenidos en su texto  Mein Kampf, ni en el programa general del NSDAP, Hitler se lanzó a la tarea de impedir que dichas informaciones fueran publicadas. En enero de 1934, la Gestapo en Leipzig requería la devolución de todos los apuntes sobre las conversaciones mantenidas con Breiting. Negada la existencia de dichos documentos, Breiting fue amenazado con un proceso por corrupción y enriquecimiento ilegal. Hasta su muerte, en 1957, Richard Breiting tuvo serios problemas a causa de aquellas anotaciones nunca halladas. Edouard Calic -experto internacional en la historia del nacionalsocialismo- encontró el manuscrito de Breiting y lo publicó. Calic fue corresponsal de un periódico en Berlín, cuando sus actividades antinazis en la antigua Yugoslavia le llevaron a ser detenido y pasar tres años, desde 1942 a 1945, en el campo de concentración de Sachsenhausen.
Antes de comenzar su entrevista, Hitler advierte a Breiting:
"-Es dudoso que usted pueda publicr mis declaraciones tal como lo deseo. Habrá mutilaciones y se agregarán frases nuevas a modo de síntesis. Lo sé bien. Y me parece comprensible. El Leipziger Neueste Nachrichten vive de los anunciós, como otros muchos periódicos. No quiero que mis adversarios y los enemigos de la nación le hagan el boicot en ese terreno. No pido que usted emplee una plana entera para informar sobre mi persona y mis argumentos. Si lo hiciera, no le boicotearían solamente los anunciantes judíos, sino tambén una buena parte de la burguesía aliada con ellos. En estos momentos me importa más hablar con claridd a las gentes que se preocupan seriamente por el futuro de Alemania; me interesa bastante menos cuanto puedan decir al respecto los judíos, el Vaticano o la Internacional comunista. Por ello me sobran las entrevistas. No le he recibido con ese propósito. Para el NSDAP, es mucho más importante que su periódico adopte una actitud razonable respecto a las fuerzas que luchan infatigablemente por el renacimento de Alemania. Además, usted debe pensar que es indispensable definirse con claridad ante el nacionalsocialismo y el resurgimiento de Alemania. Y ello no le atañe a usted tan sólo, sino también al propietario del periódico, el consejero privado Herfurth, y al círculo que le presta su apoyo. Por lo pronto, yo no necesito periódico aluno, yo necesito hombres alemanes. Usted me es necesario como representante de nuestra intelectualidad, y me propongo hablarle sinceramente. ¡Esta mansión debe ser una casa de cristal para usted!. Y con objeto de evitar cualquier intriga debo exigirle la promesa de que todo cuanto debatamos aquí quedará entre nosotros y no se publicará ni una sola palabra. ¡Todo debe quedar entre nosotros!.
Breiting: Le doy mi palabra y también la de mi colega el doctor Detig.
Hitler no se opone a que yo tome anotaciones para mi uso personal. Sabe que, varios años atrás, fui estenógrafo del Reichstag".
(Texto: Extracto de Hitler sin máscara. Conversaciones secretas. Edouard Calic. Plaza & Janés. 1970. págs 28-29)


Segundo acto:
La guerra




El periodista Augusto Assía en una foto de los años 40 Carlos Pérez de Rozas/Archivo LV 

Augusto Assía, seudónimo de Felipe Fernández Armesto, nació en A Mezquita, Ourense, el 30 de abril de 1906. Cuando en 1929 comenzó su colaboración con La Vanguardia tomó el seudónimo de Augusto Assía.
En mayo de 1933 fue expulsado de Alemania por el Gobierno nazi y, como consecuencia de ello, le enviaron de corresponsal a Londres. Tras un breve paréntesis en España, donde cubrió la Guerra Civil, fue reenviado de nuevo, en 1939 a Londres, donde pasaría toda la segunda Guerra Mundial. Sus crónicas se hicieron famosas, pues defendían a los aliados en contra de las posiciones germanófilas adoptadas por la mayoría  de la prensa y los dirigentes españoles. Tras la victoria de los aliados en la guerra, cubrió la información sobre el juicio de Nuremberg.
Assía fue expulsado de Alemania en mayo de 1933, como represalia por sus crónicas contra los dirigentes nazis, recién ascendidos al poder. Especialmente contra el ministerio de Propaganda, dirigido por Joseph Goebbels.
"Desde el comienzo de la guerra todos los periódicos tienen preparadas imprentas y los demás servicios necesarios para publicarse fuera de Londres. Pero ninguno ha hecho uso de ellos. Todos siguen publicándose en sus domicilios habituales, lo cual constituye un esfuerzo, puesto que han de escribirse en gran parte y confeccionarse completamente durante la noche, mientras los aviones alemanes permanecen continuamente sobre Londres. Igualmente han de ser distribuidos bajo la amenaza de los bombardeos.
Algunos han trasladado sus Redacciones nocturnas a los bajos, otros han colocado las mesas de los redactores entre las máquinas, muchas veces dos y tres pisos bajo tierra. Todos establecieron desde los primeros días dormitorios para los redactores y los obreros, de modo que al terminar el trabajo no necesitan trasladarse a casa, por lo menos mientras no pase la alarma. En cada Redacción un cuarto ha sido llenado con conservas en cantidad suficiente para alimentar al personal durante varios días caso de que se desarrollara la guerra aérea total. Otro cuarto que no falta en ningún periódico es el de socorro de urgencia.
Los edificios de los periódicos son, en fin, la única célula de vida y trabajo en el Londres nocturno".
(Augusto Assia. La Vanguardia. Columna La Vanguardia en Londres. Edición del domingo, 13 de octubre de 1940, pág. 4)
Selección de los artículos publicados por Augusto Assía desde Londres durante la II Guerra Mundial
Artículo: Augusto Assía, corresponsal bajo las bombas de la Luftwaffe.

Tercer acto:
La derrota

Garriga con Eugenio D'Ors. Suiza, años 40
Imagen:
Decía Ramón Garriga , corresponsal en Berlín entre 1941 y 1945 en su libro "El ocaso de los dioses nazis", Ed. Atlas. 1945:

"El historiador no puede intervenir todavía para hacer el balance de estos años críticos. Está reservado al periodista el exponer lo que ha visto y describir lo que ha sido la terrible tragedia. El periodista ha tenido que trabajar de una manera muy especial en Berlín. Las autoridades de Prensa del Reich obligaban a los representantes de la Prensa extranjera a reflejar exclusivamente el punto de vista oficial, comunicado en las varias conferencias de Prensa que diariamente se celebraban en la Wilhelmstrasse; quien faltaba a las normas impuestas por el doctor Goebbels, se veía incomunicado con su redacción por espacio de una o varias semanas, según la importancia de la falta, o bien era expulsado del Reich si se le acusaba de haber perjudicado a la política alemana".

También participó en la segunda guerra mundial, como corresponsal, John Steinbeck (Salinas, California, 27 de febrero de 1902 – Nueva York, 20 de diciembre de 1968). El autor se lamenta de la ignorancia de la especie humana y de como estos, no llegan a aprender de sus males. Marcado por la contienda Steinbeck afirmará:

"La guerra a la que me refiero (la segunda guerra mundial) fue la última de las de su especie, lo que quizá la convierta en memorable. Nuestra Guerra Civil ha sido llamada "la última guerra entre caballeros"; la segunda guerra mundial será con toda seguridad, la última de las guerras mundiales de larga duración. La próxima, si somos tan estúpidos para permitir que se produzca, será la última de todas. No habrá nadie que pueda recordar. Y si somos tan estúpidos no merecemos, en un sentido biológico, sobrevivir. Muchas especies han desaparecido de la faz de la tierra debido a mutaciones; no hay, por tanto, razón para creer que los hombres estemos inmunizados contra la implacable ley de la naturaleza que dicta que el armamento excesivo, la ornamentación superflua e incluso, en muchos casos, la integración excesiva son síntomas que anuncian la extinción de una especie."
(Hubo una vez una guerra. John Steinbeck. Edhasa. 2010)



La corresponsal de guerra Martha Gellhorn (centro) conversa con soldados indígenas americanos en el frente Casino, en Italia, en el año 1944.
La reportera Martha Gellhorn, cuando le fue asignado cubrir la invasión del Día D, en 1944, para Collier’s Gellhorn, se escondió en un buque hospital, para bajar a tierra como camillera. “Si nadie lo anota en un registro en alguna parte, entonces los monstruos habrán ganado totalmente”, decía.
Otra mujer, Margarite Higgins, reportera del diario New York Herald-Tribune, cubrió el final de la Segunda Guerra Mundial en Europa, la liberación del campo de concentración de Dachau y luego el juicio de Nuremberg por los crímenes de guerra. Más adelante sería la primera mujer en ganar el Premio Pulitzer por cobertura internacional en el año 1951, por sus reportajes durante la Guerra de Corea.
Fuente: Mujeres corresponsales de guerra en el frente de batalla IIP Digital.
http://iipdigital.usembassy.gov/st/spanish/article/2012/03/201203051615.html#ixzz32itMJyFs


El periodista español Luis Abeytua (Logroño, 1909-Logroño 1994), trabajó en la agencia de prensa alemana "Transocean", así como corresponsal de varios medios de comunicación españoles en Berlín durante la guerra. Al finalizar la contienda escribió "Lo que sé de los nazis"(1945). Casi al final del libro Abeytua afirma:

"A principios de mayo salí de Berlín por la magnífica autopista que conduce a Fráncfort del Meno Llevaba en el alma una impresión de abrumadora tristeza, como la que debe transmitir a los hermano de la Paz y la Caridad un reo en capilla; Alemania estaba condenada a muerte y la ejecución de la sentencia era sólo cuestión de tiempo. Seis años de convivencia con el pueblo me habían enseñado a quererle , a admirar profundamente su resignación su espíritu de sacrificio, su portentosa capacidad de trabajo y a detestar la bajeza, los malos instintos y la vesania de una minoría indigna de regir un país poseedor de tales virtudes. Aunque la Historia y- debe esperarse- también los vencedores sabrán establecer entre una y otro la debida separación a la hora del castigo, nada ni nadie podrá impedir que durante mucho tiempo paguen las víctimas las culpas de los verdugos. Pero Alemania ha de resurgir, porque Europa la necesita"


Edward Kennedy durante la Segunda Guerra Mundial


Hace relativamente poco tiempo un grupo de 54 destacados periodistas inició una campaña para que se le concediera a Edward Kennedy, el periodista que dio la primicia del fin de la Segunda Guerra Mundial, el premio Pulitzer a título póstumo.
En 1945, siendo Kennedy jefe de la oficina de Associated Press en París, fue uno de los 17 reporteros admitidos para presenciar la rendición alemana en el cuartel general de Dwight Eisenhower en Reims y a los que se les pidió que guardaran secreto durante 36 horas. Pero cuando el periodista se enteró que las autoridades alemanas habían dado la noticia en una emisión de radio oficial desde Flensburg, decidió llamar por teléfono a la oficina de Londres y darles la primicia, sin consultárselo previamente a sus jefes.
Su noticia, una de las más importantes del periodismo del siglo XX, terminó en las primeras planas de todos los diarios del mundo, pero al hacerlo, Kennedy había desafiado las censuras militares, lo que le costó su puesto de trabajo y el ser expulsado de Europa.

Ahora, algunos han iniciado una lucha por darle el reconocimiento que merece, recordando como un 7 de mayo, unos minutos antes de las tres y media de la tarde, Kennedy telefoneó a la sede londinense de la AP y dijo: «Aquí París al habla». «Alemania se ha rendido incondicionalmente. Es oficial. Firma la información en Reims y publícala».
El Mundo http://quiosco.elmundo.orbyt.es/ModoTexto/paginaNoticia.aspx?id=11822488&tipo=1&sec=El%20Mundo&fecha=29_11_2012&pla=pla_11014_MADRID


Bibliografía:

À Berlin.
Journal d'un correspondant américain.
1934-1941.

William L. Shirer. Ed. Hachette. Traducción del inglés al francés: C. de Palaminy. Sin Isbn. Año: 1946. 424 pág. Francés.



Adolf Hitler.
A l'assaut du pouvoir.

Raymond Cartier. Ed. Robert Laffont/ Paris Match. Año: 1975. 299 pág. Francés.

Raymond Cartier ou l'art de raconter l'histoire pour tous.
Le grand journaliste de Paris-Match démontre, dans son dernier livre, achevé quelques jours avant sa mort, son immense talent d'historien et d'écrivain. Car l'étude qu'il nous donne de Hitler a la vigueur d'un grand reportage, documenté et neuf.
Raymond Cartier, contemporain des événements qu'il décrit, fait revivre la montée de Hitler. Trop souvent, en effet, on a laissé dans l'ombre les années de jeunesse, les premiers combats politiques de celui qui allait devenir le Führer. Ici, au contraire, sont au centre du récit l'homme Adolf Hitler, ses choix 'adolescent ou de soldat de la Première Guerre mondiale, ses années de formation, puis la manière dont il forge le parti nazi, dont il renverse les obstacles placés sur sa route.
Dès lors, le livre de Raymond Cartier permet de mieux comprendre Hitler et le nazisme. Après tant d'ouvrages consacrés à l'Allemagne hitlérienne, voici enfin, précis et vivant, le récit de la marche au pouvoir de l'homme qui va bouleverser le monde.
( Texto: Contraportada del libro ).

Raymond Cartier o el arte de contar la historia para todos.
El  gran periodista de Paris-Match demuestra, en su último libro, terminado poco antes de su muerte, su inmenso talento como historiador y escritor. Ya que el estudio que nos da de Hitler posee la fuerza de un gran reportaje, documentado y nuevo.
Raymond Cartier, contemporáneo de los acontecimientos que describe, revive el ascenso de Hitler. Muy a menudo, en efecto, se ha dejado en la sombra los años de la juventud, las primeras luchas políticas de hombre que se convertiría en el Führer. Aquí, en cambio, están en el centro del relato de Adolf Hitler, sus decisiones de adolescente o de soldado de la Primera Guerra Mundial, sus años de formación y cómo se forjó el Partido Nazi, en el que plasmó las barreras colocadas a lo largo de su camino.
Por lo tanto, el libro de Raymond Cartier permite al menos comprender a Hitler y el nazismo. Después de tantos obras consagradas a la Alemania de Hitler, he aquí al fin, preciso y actual, el testimonio del camino al poder del hombre que va a cambiar el mundo.


Alemania: Jekyll y Hyde
1939, el nazismo visto desde dentro.

Autor: Haffner, Sebastian.
Editorial: Ariel.
Traducción: Ábalos, María Dolores.
Isbn: 978-84-344-2582-8.
Pág.: 288.
Año: 2017.
Idioma: Castellano.

El libro que Churchill recomendaba leer a sus generales para conocer al enemigo.
Londres, 1939. El periodista alemán Sebastian Haffner escribe desde la pre- cariedad del exilio un certero retrato de la Alemania hitleriana. Con una prosa a lada y combativa, indaga en las luces y las sombras del pensamiento polí- tico alemán, denuncia las imposturas ideológicas del régimen nazi y desen- mascara sus engaños. Publicado por vez primera en Inglaterra en 1940, este libro de desbordante lucidez es un alegato contra la barbarie nazi y una sagaz indagación en las raíces del mal y de la locura elevados a categoría política.



Alemania no podía vencer.

Andrés Révesz. Ed. Los Libros de Nuestro Tiempo. Sin Isbn. Año: 1945. 171 pág. Español.

Los que han seguido de cerca las diversas etapas de la trágica contienda que acaba de cerrarse en Europa, no habrán podido por menos de advertir la sagacidad con que el comentarista Andrés Révesz, especialista en política internacional, ha ido prediciendo el desarrollo de los sucesivos episodios en que aquella se ha dividido. Ya en 1939 y 1940, cuando la Wehrmacht barría literalmente a sus adversarios en todos los campos de batalla del Continente, señaló Révesz la imposibilidad de una victoria germana mientras Hitler no pudiera llevar a sus fuerzas armadas a un encuentro por mar con Inglaterra; la superioridad naval británica era ya entonces indiscutible, y como indiscutible se ha acreditado a lo largo de seis terribles años, al cabo de los cuales se ha producido la inevitable, y prevista por Révesz, derrota alemana. Uno por uno, todos los errores en que incurrieron los dirigentes del Tercer Reich, fueron denunciados  por Révesz mucho antes de que las consecuencias de los mismos repercutieran visiblemente en la marcha de la conflagración. aparecen reunidos aquí, clasificados según las respectivas materias tratadas en su día, estos proféticos comentarios, no precisamente a título de memorándum curioso, sino como documento aportado por un periodista clarividente para el estudio de la segunda guerra mundial; este documento es tanto más interesante cuanto que todos los problemas en él debatidos se ven interpretados con un criterio realista, equilibrado e imparcial, completamente a la altura de los magnos acontecimientos examinados.
(Texto: Solapa interior sobrecubierta del libro)



Anmerkungen zu Hitler.

Sebastian Haffner. Ed. Kindler Verlag GmbH. Isbn: 3-463-00719-3. Año: 1978. 204 pág. Alemán.

Für die >>Originalität und Klarsicht<< seines publizistischen Werkes, besonders seiner >> Anmerkungen zu Hitler<<, wurde Sebastian Haffner mit dem Heine-Preis der Stadt Düsseldorf ausgezeichnet. Er leiste damit, wie es in der Begründung der Jury heißt, >> einen wesentlichen Beitrag zum Verständnis unferner deutscher Vergangenheit und damit auch der Gegenwart<<.
(Texto: Contraportada del libro)



L'année cruciale.
Juin 1940-Juin 1941.

Par le critique militaire de la revue "La France Libre". Ed. Hamish Hamilton. Sin Isbn. Año: 1944. 100 pág. Francés.

Du 25 juin 1940 au 21 juin 1941, la Grande-Bretagne supporta seule tout le poids de la guerre. Presque sans armée, avec une aviation quatre ou cinq fois moins nombreuse que la Luffwaffe, elle décida, à l'heure la plus sombre de l'histoire de l'Europe, de continuer, irreductible, la lutte sans espoir.
Le libre écrit par le critique militaire de la revue La France Libre, en hommage au peuple britannique, décrit les diverses phases de la guerre au cours de cette année cruciale. Il ne prétend apporter aucun fait nouveau ni sur la bataille d'Angleterre, ni sur le bombardement des villes anglaises, ni sur la bataille de la Méditerranée. L'intention du libre est autre. L'auteur s'est efforcé surtout d'interpréter et d'organiser les événements que chacun des lecteur a vécus, mais sans en saisir toujours l'enchaînement et la secrète logique.
Aujourd'hui qu'une immense coalition s'est formée contre l'impérialisme germanique et que la victoire es assurée, on mesure, en regardant en arrière, la contribution décisive qu'apporta l'Empire britannique au triomphe de la liberté: seul, il ne pouvait vaincre, mais sans lui, sans sa résolution implacable, tout aurait été perdu.
(Texto: contraportada del libro)



Années du cauchemar, Les.
1934-1945.
Mémoires d'une vie plongée dans son temps.

William L. Shirer. Ed. Plon. Traducción del inglés al francés: Claude Yelnick. Isbn: 0-316-78703-5. Año: 1985. 453 pág. Francés.



Années de guerre.
(1941-1945).

Vassili Grossman. Ed. Éditions en langues étrangères. Sin isbn. Año: 1946. 467 pág. Francés.



Anotaciones sobre Hitler.

Sebastian Haffner. Ed. Galaxia Gutenberg/ Círculo de Lectores. Traducción: María Esperanza Romero y Richard Gross. Isbn: 84-8109-378-5. Año: 2002. 217 pág. Español.

Anotaciones sobre Hitler constituye una apasionante indagación histórica y sicológica del enigma que plantea el personaje de Adolf Hitler: quién fue,, cómo alcanzó un poder tan desmesurado y por qué desde un principio estaba destinado al fracaso.
Haffner sondea las fuerzas sociales, políticas y emocionales que moldearon el carácter de un hombre sin el cual la historia de Europa y del mundo entero se habría escrito de otra manera. El análisis de la inhumanidad de Hitler, para quién la política se conviertió en un sustituto absoluto de la vida, lleva al autor a describir la extraña relación que mantuvo con las mujeres, su atrofiado desarrollo sicológico, sus pervertidas concepciones ideológicas y su creciente obsesión por el exterminio de masas.
Al final, Haffner se confronta con la pregunta más perturbadora: ¿ existe alguna posibilidad de que un nuevo Hitler crezca en la Alemania moderna?.
La lectura de este ensayo histórico, convertido en un clásico, ha sorprendido a cientos de miles de personas desde su primera edición en 1978.




Años de guerra.
Vasili Grossman. Ed. Galaxia Gutenberg. Colección: Narrativa. Isbn: 978-84-8109-824-2. Año: 2009. 640 pág. Español.
Vasili Grossman fue corresponsal de guerra en el frente de Stalingrado cuando la perla del Volga padeció la feroz ofensiva de los ejércitos alemanes. Nadie como el autor de la memorable Vida y destino supo plasmar el impresionante fresco de una batalla que marcó el curso de la Segunda Guerra Mundial.

El ritmo trepidante de su pulso narrativo transporta al lector a los combates calle por calle, casa por casa, puerta por puerta, bajo las bombas y un incesante fuego de artillería. Años de guerra reúne novelas y relatos como El pueblo es inmortal o El viejo profesor, así como las crónicas de Grossman sobre sus vivencias en el frente de Stalingrado o sobre el avance inexorable de las tropas soviéticas hasta las puertas de Berlín, amén del impresionante El infierno de Treblinka, el primer testimonio de los horrores del Holocausto que fue utilizado en el Tribunal de Nuremberg.

Publicados íntegramente por vez primera en España, estos textos conforman un todo de una magnitud épica sobre uno de los episodios que cambió el rumbo de la historia y constituyen una nueva muestra del talento narrativo de Vasili Grossman.



Auge y caída del Tercer Reich.
Volumen I.
Triunfo de Adolf Hitler y sueños de conquista.

William L. Shirer. Ed. Planeta. Traducción: Jesús López Pacheco y Mariano Orta Manzano. Revisión de la traducción: María José Rodríguez Fierro. Isbn: 978-84-08-09425-8. Año: 2010. 927 pág. Español.

Ésta es la historia brutalmente objetiva, de cómo Hitler logró el control político de Alemania, y llevó a cabo su plan de dominar el mundo en seis años, para finalmente ver a Alemania perecer bajo las llamas.
La combinación de una cantidad ingente de documentos históricos y los recuerdos personales de William Shirer diferencia a este libro de todos los demás y lo convierte en uno de los grandes trabajos históricos de todas las épocas.
Aunque hay muchos libros sobre el Tercer Reich esta lectura es una experiencia rica y gratificante para todo el que se haya preguntado cómo fue posible que alguna vez llegara a existir esta amenaza para la civilización, y lo que es peor, cómo duró tanto tiempo. La respuesta, lamentablemente, es que la mayor parte de Alemania, por numerosos motivos, arropó el nazismo y el fanatismo que Hitler engendró.
(Texto: Contraportada del libro)



Auge y caída del Tercer Reich.
Volumen II.
Guerra y derrota.

William L. Shirer. Ed. Planeta. Traducción: Jesús Pacheco y Mariano Orta Manzano. Revisión de la traducción: María José Rodríguez Fierro. Isbn: 978-84-09452-4. Año: 2011. 763 pág. Español.

Ésta es la historia brutalmente objetiva, de cómo Hitler logró el control político de Alemania, y llevó a cabo su plan de dominar el mundo en seis años, para finalmente ver a Alemania perecer bajo las llamas. El repentino colapso del Tercer Reich en la primavera de 1945 trajo consigo la entrega de un vasto volumen de sus documentos secretos y otros materiales de valor incalculable: diarios privados, discursos altamente secretos, informes de conferencias e incluso resúmenes de conversaciones telefónicas de los jefes nazis. La combinación de esa cantidad ingente de documentos históricos y los recuerdos personales de William L. Shirer diferencia a este libro de todos los demás y lo convierte en uno de los grandes trabajos históricos de todas las épocas. Esta lectura será distinta de todas las demás sobre el mismo tema. Será una experiencia rica y gratificante para todo el que se haya preguntado cómo fue posible que alguna vez llegara a existir esta amenaza para la civilización, y lo que es peor, cómo duró tanto tiempo.
(Texto: Contraportada del libro)


Carnet de la trahison, Le.
Tome I.
La capitulation de Bordeaux.
Les dessous de l'armistice par un Témoin.

Édition illustrée de 6 hors-texte de H.-P. Gassier. Ed. Librairie des Sciences et des Arts. Año: 1945. 80 pág. Francés.

Indice:
1.- Les combinards entrent en scène
2.- Pendant la bataille de France.
3.- Le gouvernement à Tours.
4.- Les dramatiques conseils des ministres du 16 juin 1940.
5.- La capitulation es décidée.
6.- La comédie du départ.
7.- La capitulation es signée.
8.- Après la signature.
9.- La République est condamnée.
10.- Les Français doivent savoir, comprendre et juger.
11.- Conclusion.



Cent lettres.

Ilya Ehrenbourg. Ed. Éditions Hier et Aujourd'hui. Traducción del ruso al francés: A. Roudnikov. Introducción: Jean-Richard Bloch. Sin Isbn. Año: 1945. 119 pág. Francés.



Commentaires de Pierre Bourdan.
1940-1943.

Pierre Bourdan. Ed. Calmann-Lévy. Sin Isbn. Año: 1947. 274 pág. Francés.

"Qu'il s'agisse de la politique française ou de la stratégie mondiale, Pierre Bourdan était un analyste incomparable, il éclairait avec la même lucidité les jeux subtils de Vichy et les mouvements des armées. Ferme sur les positions fondamentales, il tâchait d'être équitable pour les hommes aux prises avec des forces démesurées; cette souple intelligence était animée par un don de sympathie et une volonté de justice.
Le commentateur de Londres est devenu ministre de l'Information. Même en politique, il y a parfois une logique. Mais je ne suis pas sûr que les honneurs lui apportent autant de satisfaction que son activité de journaliste. Quel ministre de l'Information a jamais accompli une tâche comparable à celle du commentateur de Londres?. Quels discours se prêtent, cinq ou six ans après, à la lecture aussi bien que les commentaires qui, hier, aidaient les Français à vivre et, aujourd'hui, les aideront à comprendre ce qu'ils ont vécu?"
(Texto: Prefacio de la obra)



Crónicas desde Berlín.
(1930-1936).

Eugenio Xammar. Ed. El Acantidado, nº 115. Edición: Charo González Prada. Isbn: 978-84-96489-17-2. Año: . 368 pág. Español.

Eugenio Xammar, «el hombre más inteligente que dio España en el siglo XX», según Salvador de Madariaga. Este volumen recoge una selección de los artículos que Xammar publicó en Ahora—el diario republicano dirigido por Chaves Nogales—desde que el periódico apareció en 1930 hasta que se declaró la guerra civil. Sus crónicas, irónicas y mordaces pero siempre rigurosas, dan cuenta del ascenso del nazismo en Alemania. La llegada al poder de Hitler, el boicot a los judíos, la noche de los cuchillos largos o la invasión de Renania, desfilan por estas páginas de prosa acerada y brillante. Son textos que presentan al lector de hoy la Alemania nazi y el controvertido proceso de nazificación de las masas alemanas desde un ángulo desacostumbrado, el del periodismo, sometido a la presión de interpretar la historia cuando la historia todavía no se ha decidido. Estas crónicas pueden contarse entre las mejores de su época.

En los años treinta hubo en España una gran generación de periodistas. Eugenio Xammar (Barcelona, 1888 - L’Ametlla del Vallès, 1973), periodista de leyenda en Cataluña, forma parte de esta generación, y su nombre merece figurar junto a los de Augusto Assía, Corpus Barga, Julio Camba, Manuel Chaves Nogales, Gaziel o Josep Pla. Corresponsal en Berlín durante muchos años (de 1922 a 1936), en Acantilado hemos presentado las crónicas que envió desde Alemania entre 1922 y 1924 con el título El huevo de la serpiente, así como las crónicas enviadas desde la capital del Reich entre 1930 y 1936 con el título Crónicas desde Berlín.
(Texto: Contraportada del libro).



Dans la cité mourante...
Le vivant témoignage d'un Suisse qui a vu de
ses yeux crouler Berlin sous les bombardements.

Autor: Konrad Warner.
Editorial: Editions Spes-Lausanne.
Isbn: Sin Isbn.
Año: 1944.
Pág.: 173.
Idioma: Francés.
Sig.: 840120-WAG-dan


De Montmatre a Trípoli.
Journal d'un Correspondant de Guerre
de l'Exchange Telegraph 1938-1943.

André Glarner. Ed. Éditions E. Charlot. Sin Isbn. Año: 1943. 239 pág. Francés.



Dessous de la guerre hitlérienne, Les.

Raymond Cartier. Ed. Arthème Fayard. Sin Isbn. Año: 1953. 160 pág. Francés.



Diario de Berlín.
Un corresponsal extranjero en la Alemania de Hitler.
(1934-1941)

William Shirer. Ed. Debate. Traducción Francisco Javier Calzada. Isbn: 978-84-8306-799-4. Año: 2008. 528 pág. Español.

Diario de Berlín es un clásico, la mejor crónica de la Europa de entreguerras, un libro que sigue siendo de lectura obligatoria para conocer el período más oscuro y fascinante del siglo . Publicado por primera vez en 1941, la clarividencia, la pasión y la tensión de sus páginas encontraron un público ávido de información y lo convirtieron de inmediato en un texto de referencia sobre el torrente de acontecimientos que se sucedían en Europa. La férrea censura de los nazis obligó a Shirer, corresponsal en Berlín de la CBS, a reservar lo mejor de su lucidez e inteligencia para su diario personal. Sus extraordinarias anotaciones constituyen la crónica periodística que no pudo transmitir. Iluminado por un profundo conocimiento de la vida alemana y europea de la época y la comprensión
de las corrientes más profundas de la política internacional, en sus páginas presenciamos el arrogante avance del Tercer Reich y la imparable marcha de Europa hacia la guerra. Diario de Berlín demuestra que el periodismo a veces no solo es el primer borrador de la historia, sino su mejor versión.
(Texto: Contraportada del libro).
William L. Shirer nació en Chicago en 1904. Su vocación de escritor lo llevó a París, donde tuvo que ganarse la vida como corresponsal para varios periódicos estadounidenses. Tras pasar un año sabático en España, en enero de 1934 tuvo que retomar el periodismo para ganarse la vida, primero en París y más tarde en Berlín, como reportero para el New York Herald. En 1937 Edward Murrow lo fichó para la CBS en la capital alemana y de esta época datan sus legendarias transmisiones (ganadoras en dos ocasiones del prestigioso Headliners Club Award), que inauguraron una nueva era del periodismo internacional. Tras haber presenciado de cerca varios de los acontecimientos más extraordinarios y significativos de la época, tuvo que dejar Alemania en diciembre de 1940. A su regreso a Estados Unidos publicó Diario de Berlín, que cubre esos años y obtuvo un inmenso éxito. En la década de los cincuenta investigó y recuperó sus escritos sobre la Segunda Guerra Mundial y en 1961 publicó The Rise and Fall of the Third Reich, obra capital de la historiografía bélica, ganadora del National Book Award y del Sydney Hillman Foundation Award. Murió en Boston en 1993, a los ochenta y nueve años.
(Texto: Solapa interior del libro)
Españoles en la Alemania nazi.
Testimonios de visitantes del III Reich entre 1933 y 1945

Félix Santos. Ed. Endymion. Colección: Ensayo. Isbn: 978-84-7731-512-4. Año: 2012. 577 pág. Español.

Fueron muchos los españoles que viajaron a Alemania durante los años del Tercer Reich. Lo hicieron por razones muy diversas. Allí estuvieron periodistas, políticos invitados, diplomáticos, trabajadores emigrados, integrantes de la División Azul, presos en los campos de concentración…
Algunos de ellos dejaron escrito su testimonio de lo que vieron y conocieron, o padecieron. Esos relatos, la mayoría de ellos dormidos en las hemerotecas o en viejos libros de memorias, conforman materiales históricos de una gran riqueza.
Las miradas de estos testigos españoles, Manuel Chaves Nogales, César González Ruano, Ignacio Hidalgo de Cisneros, Constancia de la Mora , Dionisio Ridruejo, Antonio Tovar, Pedro Laín Entralgo, el lehendakari Aguirre, Otilia Castellví, Francisco Largo Caballero, Jorge Semprún, Mariano Constante,… muestran sus percepciones, que van, de la repulsa sin paliativos, a la ciega fascinación. En cada una de sus experiencias hay una historia por descubrir.
El autor contextualiza esta antología de relatos en el curso de los trágicos acontecimientos protagonizados por un régimen político y un Estado criminal sin parangón en la historia. Los terribles sucesos de aquellos años suscitan interrogantes cuyas respuestas siguen interpelando a la humanidad.
(Texto: Contraportada del libro)



Filial del infierno en la tierra, La.

Joseph Roth. Ed. Acantilado. Colección: Acantilado bolsillo, nº 26. Edición: Helmut Pechina. Traducción: Berta Vias Mahou. Isbn: 978-84-15277-85-9. Año: 2012. 203 pág. Español.

«Ha llegado el momento de irnos. Quemarán nuestros libros, pensando en nosotros. Si uno se llama Wassermann, Döblin o Roth no puede esperar más. Tenemos que marcharnos, para que sólo prendan fuego a los libros.» Es lo que, según testimonio de un amigo, manifestó el escritor austríaco Joseph Roth en junio de 1932. Medio año después abandonó Berlín. El 10 de mayo de 1933 su pesadilla se hizo realidad: los libros de los autores «proscritos» ardieron en las calles. En el exilio en París y durante los seis años siguientes hasta su muerte en 1939 apareció más de la mitad de su obra: algunas de sus novelas más importantes y un buen número de artículos que sobre el totalitarismo y la dictadura en general y contra el régimen nacionalsocialista en particular escribió para distintas revistas y periódicos. Nadie lo hizo con tan inflexible claridad y convincente energía, con tanta pasión y a la vez desde la independencia. En La filial del infierno en la Tierra se han reunido por vez primera la mayor parte de esos artículos y cuatro de las cartas que con el mismo tema dirigió el autor a su amigo Stefan Zweig.
(Texto: Contraportada del libro)



France vue par The Times, La.
1940 à 1942.

The Times. Ed. Services d'Information Britanniques. Sin Isbn. Año: 1945. 54 pág. Francés.

Pour les journalistes français, qui n'ont jamais cessé de croire en leur mission d'informateurs et d'être convaincus que tout régime démocratique présuppose une libre expression de la pensée politique, rien n'est plus réconfortant que la lecture des journaux anglais pendant la campagne de 1940, journaux assurant leur propre censure, où celles des organes qui les reproduisent, des caricatures d'hommes au pouvoir, où M. Winston Churchill, à l'apogée de sa gloire, peut être critiqué. Cependant, malgré leur diversité et sans doute même grâce à leur diversité, ils apportent un témoignage impressionnant d'efforts communs pour la victoire, d'accord unanime et de discipline librement consentie chaque fois que les intérêts britanniques sont en jeu.
(Texto: Extracto introducción a la obra).


Historia de un alemán.
Memorias 1914-1933.

Sebastian Haffner. Ed. Destino. Colección: Booket, nº 3132. Serie: Divulgación. Biografías y memorias. Traducción: Belén Santana. Isbn: 84-233-3689-1. Año: 2005. 312 pág. Español.

¿Qué condujo a la sociedad alemana a la locura colectiva?. A esta pregunta intenta dar respuesta la sobrecogedora biografía de juventud del periodista y escritor Sebastian Haffner. Escrita en 1939 - aunque encontrada entre los papeles del autor tras su muerte en 1999 -, es una obra imprescindible para comprender el complejo proceso que permitió la aparición y consolidación del movimiento nazi en Alemania entre 1914 y 1933.
Pero el texto no es sólo una singular evocación autobiográfica. Como ciudadano como alemán, Haffner quiere entender el descontento social que hizo posible el triunfo de Hitler y la violencia. Por eso analiza los diferentes acontecimientos históricos e intenta descifrar las emociones y las ambigüedades de sus compatriotas.
Memoria de un itinerario vital y crónica de una generación y de un país, Historia de un alemán ha sido considerado el último texto clásico del siglo XX.
(Texto: Contraportada del libro)



Hitler sin máscara.
(conversaciones secretas ).

Edouard Calic. Ed. Plaza & Janés, S.A. Editores. Colección: Rotativa. Traducción: Manuel Vázquez. Año: 1970. 206 pág. Español.

Antes de 1933, Hitler reveló muy pocas cosas sobre el alcance total de sus planes. Todo cuanto quedó oculto en sus discursos y apenas se entrevió en MEIN KAMPF, se lo confió el Führer al periodista Richard Breiting, en el curso de dos entrevistas. Breiting prometió guardar el secreto de estas conversaciones y no entregó el manuscrito de las mismas a la Gestapo, cuando ésta se lo exigió. Mas tarde, Edouard Calic- experto internacional en la historia del nacionalsocialismo - encontró el manuscrito de Breiting y lo publicó. Se trata de un documento único, que llena una amplia laguna en la biografía de Hitler con anterioridad a 1933, y que nos muestra al Führer, antes de la usurpación del poder, desprovisto de la máscara del benefactor nacional.



Hitler y la prensa de la II República española.

Mercedes Semolinos Arribas. Ed. Centro de Investigaciones Sociológicas ( C.I.S ). Colección: Monografías. Isbn: 9788474760880. Año: 1985. 290 pág. Español. 

Los acontecimientos socio-políticos que se desarrollaron en Alemania en los años 1932-1933 y que culminaron con la subida de Hitler al poder y el desmantelamiento de la República de Weimar tuvieron una amplia repercusión en España. El objeto de este estudio es, por una parte, analizar el alcance y contenido de las opiniones de los distintos sectores sociales emitidas a través de la prensa a propósito de los hechos más destacados en ese período de tiempo en la república germana y, por otra parte, señalar cómo determinadas actitudes reflejadas en los medios de comunicación iban alterándose a medida que la democracia alemana se deterioraba paulatinamente.
Para este estudio se han seleccionado las publicaciones diarias más representativas tanto de partidos políticos como de grupos de presión, acotadas desde el mes de marzo de 1932, fecha en la que Hitler decide competir por primera vez por la presidencia de la república, hasta julio de 1933 cuando el Führer anunacia el fin de "La Revolución Nacional Socialista". 


Hubo una vez una guerra.

John Steinbeck. Ed. Edhasa. Colección: Pocket, nº 374. Traducción: Leonardo Domingo. Isbn: 978-84-350-1874-6. Año: 2010. 277 pág. Español.

"Hubo una vez una guerra" constituye uno de los libros más veraces y sinceros que se han escrito nunca sobre la segunda guerra mundial y nos muestra una faceta poco conocida de Steinbeck en su faceta de reportero y articulista.
Publicados originalmente en el "New York Herald Tribune" a lo largo de 1943, los textos reunidos por el porpio autor en este libro nos ofrecen una impresionante imagen de la vida coticiana en una Inglaterra sometida a demoledores bombardeos, en un norte de África dominado por la corrupción y en una Italia que las tropas nazis se resisten a abandonar, mientras la población civil intenta tímidamente recuperar la normalidad. Y, al mismo tiempo es un manifiesto de la dureza de las condiciones de trabajo de los corresponsales de guerra y la censura en tiempo de guerra.
(Texto: Contraportada libro de bolsillo)

Dividida en tres partes que se corresponden a los tres escenarios en los que Steinbeck trabajó como corresponsal de guerra (Inglaterra, norte de África e Italia), y precedidos de una introducción del autor escrita con la distancia del tiempo, esta obra recoge, tal como fueron escritos en su momento, los mejores artículos publicados en el New York Herald Tribune. Combina textos dedicados a personajes singulares que sólo surgen en una guerra, con otros dedicados a ciudades y batallas, pero siempre teneiendo muy en primer plano la vivencia humana, las consecuencias de la guerra en el sentir de los hombres que la protagonizan o son sus víctimas. Y es además una reinvindicación de la tarea de reportero y del corresponsal de guerra.
(Texto: Contraportada libro Trade)

Steinbeck publicó hacia 1925 sus primeros artículos periodísticos y en 1929 su primer libro, La taza de oro, pero fue De ratones y hombres (1937) la obra que lo consagró. Varias de sus novelas han sido adaptadas a la gran pantalla; entre ellas destacan Las uvas de la ira, llevada al cine por John Ford y Al este del Edén, dirigida por Elia Kazan. En 1962 recibió el premio Nobel de Literatura. Steinbeck, una de las principales figuras literarias desde la década de 1930, convirtió la dignidad de los pobres y los oprimidos en el tema central de su obra. Sus personajes, atrapados en un mundo injusto, siguen siendo seres humanos agradables y heroicos, a pesar de su derrota.  




Huevo de la serpiente, El.
Crónicas desde Alemania.
(1922-1924).

Eugenio Xammar. Ed. El Acantilado, nº 114. Traducción: Ana Prieto Nadal. Presentación: Charo González. Isbn: 978-84-96489-16-5. Año: . 304 pág. Español.

Eugenio Xammar llegó a Berlín en el invierno de 1922. Encontró una Alemania que sufría las consecuencias de la derrota y en la cual se gestaba el nazismo. Vivió de primera mano momentos históricos de gran importancia, como la inflación extraordinaria de la moneda alemana o la ocupación de las tierras del Ruhr por el ejército francés, decidido a cobrarse las indemnizaciones de guerra fijadas en el tratado de Versalles. Episodios como éste, que, pasados tantos años, han quedado desdibujados, reviven en la narración de Xammar con una viva inmediatez. En Berlín coincidió con Josep Pla—entonces corresponsal de La Publicitat—, con quien, de 1923 a 1925, desempeñó una actividad profesional paralela. Viajaron juntos a Renania y a Baviera, desde donde describieron entre otras cosas los consejos de guerra franceses a ciudadanos alemanes poco dispuestos a colaborar o el frustrado golpe de Estado de Hitler en una cervecería de Múnich, así como una turbadora entrevista que mantuvieron con el futuro dictador en una época tan temprana como 1923, en la que éste ya prefigura el holocausto. Estos textos están recogidos en el presente volumen, que nos abre una ventana con gran ángulo de visión sobre uno de los momentos más inquietantes de la historia europea reciente.
(Texto: Contraportada del libro)



Images anglaises
ou "L'Angleterre occupée".

Jean Oberlè. Ed. Hachette. (The Continental Publishers and Distributors, Ltd). Sin Isbn. Año: 1943. 48 pág.



Libro Negro, El.

Vasili Grossman e Ilyá Ehrenburg. Ed. Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores. Traducción: Jorge Ferrer. Introducciones: Irina Ehrenburg e Ilyá Altman. Isbn: 978-84-8409-927-0. Año: 2011. 1229 pág. Español.

Cuando el 22 de junio de 1941 el ejército alemán cruzó la frontera de la Unión Soviética dio comienzo uno de los más espeluznantes episodios de la Segunda Guerra Mundial. Conocemos las célebres batallas y hemos visto la bandera del Ejército Rojo levantándose sobre el Reichstag. Menos se ha escrito sobre una realidad atroz. A saber, que la tierra conquistada fue escenario de una práctica de exterminio de diversos pueblos, y muy principalmente del pueblo judío, que se cobró la vida de millones de inocentes. Las masacres o los campos de concentración levantados con la misma prisa con la que se administraba la muerte, no eran una mera consecuencia de la guerra. Bien al contrario, el exterminio era su razón de ser. El ejército alemán actuaba de acuerdo a un plan sistemático diseñado en Berlín y nacido en la pragmática racista del Tercer Reich.
Vasili Grossman e Ilyá Ehrenburg compilaron los testimonios de los supervivientes para que el mundo conociera la insondable magnitud del horror. Cientos de testimonios llegados a sus manos o recogidos por medio de entrevistas a las víctimas sirvieron para erigir un monumento hecho de sangre y heroísmo, el de quienes padecieron el encierro en los guetos y tomaron el camino de la ejecución; el de los pocos que se atrevieron a desafiar a los verdugos. Vetada su publicación por Stalin y convertido en secreto manuscrito, El libro negro ha llegado a nosotros como llegan los milagros, como aflora siempre la verdad.
La que nos habla del horror que padecieron los hombres y la dignidad con la que enfrentaron el martirio.



Livre Noir, Le
sur l'extermination scélérate des juifs par les  envahisseurs
fascistes allemands dans les régions provisoirement occupées
de l'URSS et dans les camps d'extermination en Pologne
pendant la guerre de 1941-1945.
Textes et témoignages.

 Ilya Ehrenbourg & Vassili Grossman. Ed. Actes Sud. Solin. Colección: "Hébraïca". Traducciones del ruso al francés por: Yves Gauthier, Luba Jurgenson, Michèle Kahn, Paul Lequesne et Carole Moroz bajo la dirección de Michel Parfenov. Isbn: 2-7427-0623-2. Año: 1995. 1136 pág. Francés.

Le 22 juin 1941, les troupes allemandes envahissent l'Union soviétique. "L'opération Barberousse" est, aux yeux d'Hitler, le début de la guerre d'anéantissement du "judéo-bolchevisme".
Alors que son armée est obligée de reculer, Staline accepte la création d'un Comité antifasciste juif. Au cours d'une tournée aux Etats-Unis, une délégation de ce comité rencontre Albert Einstein qui suggère que soient désormais consignées dans un "livre noir" atrocités commises par les Allemands sur la population juive d'URSS.
Réalisée sous la direction d'Ilya Ehrenbourg et de Vassili Grossman, cette relation "sur l'extermination scélérate des Juifs par les envahisseurs fascistes allemands dans les régios proviosoirement occupées de l'URSS et dans les camps d'extermination en Pologne pendant la guerre de 1941-1945" est assez avancée en 1945 pour être envoyée au procureur soviétique du procès de Nuremberg, puis aux Etats-Unis où elle est publiée.
L'édition russe du "livre noir", elle, ne verra jamais le jour: d'abord censurée, elle sera définitivement interdite en 1947.
En 1952, les principaux dirigeants du Comité antifasciste juif sont condamnés à mort et exécutés d'une balle dans la nuque.
Après l'écroulement de l'URSS et grâce à Irina Ehrenbourg, la première édition intégrale en russe du Livre noir a enfin pu être publiée en 1993 à Vilnius.
La présente édition se veut le plus fidèle possible à ce livre retrouvé, terrible page d'histoire directe et témoignage bouleversant.
(Texto: Contraportada del libro)



"Jean Oberlè vous parle".
Souvenirs de cinq années à Londres.

Jean Oberlè. Ed. La Jeune Parque. Sin Isbn. Año: 1945. 315 pag. Francés.

Jean Oberlé (13 de enero de 1900, Brest - 02 de marzo 1961, París) fue un pintor francés que se convirtió en miembro de la Resistencia francesa.
Nacido en Brest en 1900, ilustró varios libros contemporáneos y trabajó para varios periódicos y revistas de París, de los cuales le Crapouillot era el más importante.
Ganó el Premio de Blumenthal en 1934.
En 1940, él estaba en la BBC Broadcasting House con Jean Marin cuando el general De Gaulle pronunció su famoso discurso de 18 de junio 1940 instando a los franceses a resistir.
Durante la Segunda Guerra Mundial, se convirtió en uno de los principales oradores franceses sobre las emisiones francesas libres de la BBC. Él creó muchas de las famosas consignas de la BBC difusión de la Francia Libre en particular: (" Radio París miente, Radio París miente, Radio París es alemán " ).
(Texto: Wikipedia http://en.wikipedia.org/wiki/Jean_Oberlé ).




Jours et les nuits de Stalingrad, Les.
Récit d'un témoin.

Constantin Simonov. Ed. Éditions Colbert. Sin Isbn. Año: 1945. 411 pág. Francés.

Constantin Simonov (Petrogrado 28 de noviembre de 1915- Moscú, 28 de agosto de 1979) fue un escritor roso-soviético, gran poeta y corresponsal de guerra. Pasó un año en el curso para corresponsales de guerra de la academia político-militar, y obtuvo el rango de servicio de oficial de intendencia de segundo grado. A comienzos de la guerra ingresó al periódico Krásnaya Zvezdá para trabajar como corresponsal de guerra. En 1942 fue ascendido a comisario de batallas principal, en 1943 a teniente coronel, y después de la guerra a coronel. La mayor parte de sus reportes de guerra fueron publicados en el periódico para el que trabajaba. Como corresponsal de guerra, estuvo un tiempo en cada uno de los frentes; sirvió en Rumania, Bulgaria, Yugoslavia, Polonia y Alemania y presenció la Batalla de Berlín. Sus reportes completos fueron publicados después de la guerra, con los títulos Cartas desde Chechoslovaquia, Amistad eslava, Cuaderno yugoslavo y Desde el mar Negro y el mar de Barents. Notas de un corresponsal de guerra.
(Texto: Wikipedia. http://es.wikipedia.org/wiki/Konstant%C3%ADn_S%C3%ADmonov )



Juicio de la historia, El.
Escritos 1920-1939.

Joseph Roth. Ed. Siglo XXI. Traducción, prólogo y notas: Eduardo Gil Bera. Isbn: 84-323-1180-4. Año: 2004. 317 pág. Español.

Esta es la primera recopilación de escritos de Joseph Roth publicada en España que cubre la trayectoria de su madurez, desde Weimar a su exilio parisino.

Roth fue un excelente articulista; en sus textos apreciamos la sensibilidad del novelista para captar y transmitir emociones y la inmediatez y concisión del periodista. Su intuición para la política y su agudeza visual, propia del artista que aprecia cada detalle, convierten sus escritos periodísticos en una de las más destacadas aportaciones literarias sobre la primera mitad del siglo XX. Su lectura nos permite hoy acompañarle, trago tras trago, mientras contempla cómo Europa se aleja de la razón y se sume en la desesperanza.
(Texto: solapa interior del libro)



Lo que sé de los nazis.

Luis Abeytua. Ed. Ediciones Universidad Cantabria. Presentación: María Teresa Abeytua. Estudio preliminar:  Ricardo Martín de la Guardia. Isbn: 978-84-8102-612-2. Año: 2011. 399 pág. Español.

La narración de primera mano de las experiencias del periodista Abeytúa constituye una excelente pieza literaria, capaz de conjugar el estilo vigoroso con una voluntad de precisión y así mostrar el entramado urdido por el Régimen que, como con cualquier otra actividad creativa, tiende a rechazar o absorber toda manifestación literaria.
(Texto: U.N.E Unión de Editoriales Universitarias Españolas.)



Mon journal pendant l'Occupation.

Jean Galtier-Boissière. Ed. La Jeune Parque. Sin Isbn. Año: 1944. 196 pág. Francés.

Durante la Segunda Guerra Mundial, sus simpatías están con los aliados, los gaullistas y los judíos. El académico judío Simon Epstein cree que después de la Segunda Guerra Mundial, los escritos de Jean Galtier-Boissiere, "agudo observador de la vida política, social y literaria" ayudaron a mantener viva la memoria de las muchas personalidades que seguían un camino oculto.
(Texto. Wikipedia. )



Obra periodística.
Vol. I

Manuel Chaves Nogales. Ed. Diputación Provincial de Sevilla / Centro de Estudios Andaluces. Consejería de la Presidencia e Igualdad. Colección: Biblioteca de Autores Sevillanos. Isbn Obra completa: 978-84-15311-12-6. Isbn Vol. I: 978-84-15311-13-3. Año: 2013. 660 pág. Español.



Obra periodística.
Vol. II

Manuel Chaves Nogales. Ed. Diputación Provincial de Sevilla / Centro de Estudios Andaluces. Consejería de la Presidencia e Igualdad. Colección: Biblioteca de Autores Sevillanos. Isbn Obra completa:978-84-15311-12-6. Isbn Vol. II:  978-84-153-11-14-0. Año: 2013. 640 pág. Español.



Obra periodística.
Vol. III

Manuel Chaves Nogales. Ed. Diputación Provincial de Sevilla / Centro de Estudios Andaluces. Consejería de la Presidencia e Igualdad. Colección: Biblioteca de Autores Sevillanos. Isbn Obra completa: 978-84-15311-12-6. Isbn Vol. III. 978-84-15311-15-7. Año: 2013. 606 pág. Español.


Ocaso de los dioses nazis, El.

Ramón Garriga Alemany. Ed. Ediciones Atlas. Sin Isbn. Año: 1945. 1ª Edición. 332 pág. Español.

"El historiador no puede intervenir todavía para hacer el balance de estos años críticos. Está reservado al periodista el exponer lo que ha visto y describir lo que ha sido la terrible tragedia. El periodista ha tenido que trabajar de una manera muy especial en Berlín. Las autoridades de Prensa del Reich obligaban a los representantes de la Prensa extranjera a reflejar exclusivamente el punto de vista oficial, comunicado en las varias conferencias de Prensa que diariamente se celebraban en la Wilhelmstrasse; quien faltaba a las normas impuestas por el doctor Goebbels, se veía incomunicado con su redacción por espacio de una o varias semanas, según la importancia de la falta, o bien era expulsado del Reich si se le acusaba de haber perjudicado a la política alemana".
(Texto: Extracto del prólogo del libro)



Pacto con el diablo, El.

Sebastian Haffner. Ed. Destino. Colección: Austral. Serie: Humanidades, nº 703. Traducción: Bárbara Serrano Kieckebusch. Isbn: 978-84-233-4357-7. Año: 2011. Pág. 206. Español.

Desde 1917, cuando los alemanes «enviaron» a Lenin en un tren a Rusia para que desencadenara la revolución bolchevique, hasta la invasión de la Unión Soviética por orden de Hitler en junio de 1941, la historia de las relaciones entre Rusia y Alemania es la de un «pacto con el diablo»: ambos países se vieron abocados por las circunstancias a aliarse, pero los entendimientos fueron siempre precarios, el riesgo asumido fue grande y en cada una de las partes hubo, más que una verdadera voluntad de acuerdo, una estrategia para posponer el conflicto.
Sebastian Haffner, maestro del análisis histórico, indaga en difíciles relaciones, con particular atención a la paz de Brest-Litovsk, la posición alemana en la guerra civil rusa, el papel de Rusia en la revolución alemana, el acuerdo de Rapallo en 1922 y el pacto de no agresión entre Stalin y Hitler, con el añadido de algunos episodios poco conocidos y de enorme trascendencia, como el entrenamiento de fuerzas de la Wehrmacht en territorio soviético, para burlar así las restricciones armamentísticas a que se vio sometida Alemania por el tratado de Versalles. Una alianza peligrosa y antinatural entre dos países que acabaron por encontrarse - y destrozarse - en el campo de batalla.
(Texto: Contraportada del libro)


Paz vista desde Londres, La.
De Dachau a Picadilly en el día de la victoria.

Carlos Sentis. Prólogo: Manuel Brunet. Ed. Salvador Rosa Bayer. Sin Isbn. Año: 1945. 223 pág. Español.

Carles Sentis i Anfruns ( Barcelona, España 1911- Barcelona, España 2011 )
Periodista y político español. Plenamente identificado con el franquismo, tras la muerte del dictador se incorporó a la vida democrática y fue uno de los principales artífices del regreso a Cataluña de Tarradellas desde el exilio.
Cruz de San Jorge en 1986 y Premio Nacional de Periodismo de Cataluña en 1998 por la Generalitat de Cataluña. También recibió la Legión de Honor francesa en el grado de comendador. En 2008 le fue concedida la Medalla al Mérito en el Trabajo.
Durante la Segunda Guerra Mundial fue corresponsal de guerra de los diarios ABC y La Vanguardia en África y Europa. Asistió a la liberación del campo de concentración nazi de Dachau por parte del ejército estadounidense y a las sesiones de los Juicios de Núremberg.



Periodista comprometido, El.
Manuel Chaves Nogales,
una aproximación.

Pilar Bellido y Maribel Cintas (coords.). Equipo de investigación "Literatura Española Contemporánea y comunicación" (LITESCO). Universidad de Sevilla. Ed. Centro de Estudios Andaluces/ Consejería de la Presidencia. Colección: Historia de la Comunicación en Andalucía, nº 1. Isbn: 978-84-692-2513-4. Año: 2009. 187 pág. Español.

Manuel Chaves Nogales (Sevilla, 1897; Londres, 1944) puede ser considerado paradigma del intelectual comprometido con su tiempo. Pionero en España del periodismo de acción, defensor en sus trabajos del ideal de convivencia democrática que encarnó la II República, fue maestro en la exposición e interpretación de los acontecimientos históricos que vivió.
La presente obra, fruto del encuentro organizado por la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, quiere rendir homenaje a este insigne cronista y narrador, testigo excepcional de los hitos históricos más relevantes de la primera mitad del siglo XX. De la revolución soviética a la revolución estética del toreo de Belmonte, del dama del exilio ruso al drama de la Guerra Civil española, la obra de Chaves reclama un lugar destacado en la historia del periodismo español.
(Texto: Contraportada del libro)


Por una causa justa.

Vasili Grossman. Ed. Galaxia Gutenberg. Traducción: Andrei Kozinets. Isbn: 978-84-8109-911-9. Año: 2011. 1191 pág. Español.

En febrero de 1943, la batalla de Stalingrado abre el camino a la derrota de la Alemania nazi. En ese momento, tras haber asistido a los combates como corresponsal de Estrella Roja, Grossman emprende su fresco novelístico sobre la batalla de Stalingrado, Por una causa justa, cuya segunda entrega se convertirá en la mundialmente aclamada Vida y destino.

Cuando escribe Por una causa justa, Grossman es un hombre destruido por la guerra. Su hijo ha muerto en el frente y su madre ha sido asesinada en el gueto. Publicada finalmente en 1952, la novela transcurre durante el primer año de la entrada de las tropas nazis en el territorio soviético. Sus personajes principales componen un mosaico de lo que era la sociedad soviética del momento. El fanático Abarchuk, el comisario Krímov, el viejo marxista Mostovskói, el científico Shtrum, el coronel Nóvikov, y Aleksandra Sháposhnikova, cuya vitalidad triunfará sobre el mal y la muerte, se interrogan sobre la viabilidad del comunismo y el porqué del fascismo mientras luchan por sobrevivir a los horrores de la guerra. Como en Vida y destino, también aquí, a pesar de la muerte, de los lamentos de los heridos, de las mentiras y las traiciones, Grossman llena su mundo de dicha y bondad, porque, como dice él mismo, «el mal permanece imperturbable desde que el mundo es mundo pero por doquier crece la bondad como se expande el grano de mostaza».

En palabras de Antonio Muñoz Molina, el milagro de Grossman es "resumir el mundo en un solo relato. Cuenta lo que vio durante sus años como corresponsal en el frente junto al Ejército Soviético pero también lo que no pudo ver nadie, porque está más allá de la experiencia de los vivos".
(Texto: Contraportada del libro)



Procés de Nuremberg viscut per Carles Sentís, El

Carles Sentís. Ed. Edicións la Campana, S.L. Isbn: 9788488791269. Año: 1995. 188 pág. Catalán/Español.

Carles Sentís i Anfruns nació en Barcelona el 9 de diciembre de 1911, y falleción en la misma ciudad el 19 de julio de 2011. Fue un periodista y político español. Identificado con el franquismo, tras la muerte del dictador se incorporó a la vida democrática.
Durante la Segunda Guerra Mundial fue corresponsal de guerra de los diarios ABC y La Vanguardia en África y Europa. Asistió a la liberación del campo de concentración nazi de Dachau por parte del ejército estadounidense y a las sesiones de los Juicios de Núremberg.
(Información: Wikipedia)



Propaganda negra en la Segunda Guerra Mundial, La.

Stanley Newcourt-Nowodworski. Ed. Algaba Ediciones. Traducción: Fermín Navascués. Isbn: 978-84-96107-1. Año: 2006. 336 pág. Español.

La propaganda negra es la que se difunde con la firma falsa, por ejemplo, de una organización ficticia de la resistencia contra la invasión alemana. En este ensayo, el autor examina las artes de propaganda negra de Gran Bretaña, de Polonia y de los nazis durante la Segunda guerra Mundial. Antes de 1939 Goebbels ya había ganado la lucha por el control de la propaganda en la Alemania nazi. En este volumen el autor nos presenta el modo en que las artes negras contribuyeron a la victoria aliada. Después de la brillante campaña de propaganda de Joseph Goebbels contra Francia entre 1939-1940, Gran Bretaña se convirtió en su blanco preferido. Por el contrario, el Gobierno británico no se había percatado todavía de los peligros de la propaganda antes de 1939, y no había tomado la decisión, ni había desarrollado las habilidades de organización para preparar una defensa eficaz contra la maquinaria subversiva de Goebbels.
Con la llegada de Sefton Delmer a Inglaterra en 1941, cualquier persona en Gran Bretaña estuvo en condiciones de entender cómo utilizar la propaganda para socavar el poderío bélico alemán. Delmer conocía el proceso mental de los alemanes; conoció personalmente a muchos personajes de la jerarquía nazi, incluido Hitler, y conocía sus puntos débiles. Aunque algunos en el Gobierno británico consideraban tal actividad inmoral e indigna de caballeros, Delmer creó casi cincuenta "estaciones de radio negras" para minar la moral enemiga, difundiendo rumores subversivos por la Europa ocupada y entre el Ejército del III Reich. A través del Political Warfare Executive, las estaciones de radio negras de Delmer emitieron informaciones engañosas entremezcladas con noticias de jazz y pornografía que estaban prohibidas en Alemania. Millones de prospectos negros -falsificaciones perfectas de documentos en alemán, con los textos sutilmente alterados- fueron hábilmente producidos para animar a fingirse enfermo, desertar o causar algún sabotaje. Incluso antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial, los servicios de inteligencia británicos y polacos ya habían trabajado de modo conjunto en planes de seguridad que investigaban los proyectos balísticos secretos y el programa alemán de los misiles V. Después de la ocupación de su país, los polacos también se implicaron activamente en la difusión de la propaganda negra contra Alemania. En la Polonia acupada, los grupos de la resistencia prosperaron y fueron coordinados desde la organización ZWZ, controlada por el Gobierno polaco en el exilio en Londres.

Stanley Newcourt-Nowodworski estaba enrolado en el Ejército polaco en 1943. Fue hecho prisionero y deportado a un campo de trabajo alemán; de allí se escapó y pasó un periodo corto con las fuerzas de los E.E.U.U en Alemania y Francia antes de volver al Ejército polaco. Se trasladó a Inglaterra en 1946 y allí estudió Económicas; ha trabajado en los campos de seguridad, de la información tecnológica y ha sido colaborador de la BBC.
(Texto: Solapa interior del libro)



Regreso a Berlín.
1945-1947.

William Shirer. Ed. Debate. Traducción: Francisco-Javier Calzada. Isbn: 978-84-8306-912-7. Año: 2010. 445 pág. Español.

Willliam Shirer ejerció como corresponsal en Berlín para la CBS desde 1934 hasta 1941. Sus apasionadas crónicas, pioneras en ese género, pronto llamaron la atención de los censores nazis que escrutaban con atención su trabajo. El avance de la guerra propició el crecimiento de la propaganda y dificultó enormemente el trabajo de corresponsales como Shirer, quien decidió escribir un diario en paralelo donde guardar testimonio de todo aquello que no podía decir en sus célebres alocuciones. Su Diario de Berlín quedó interrumpido abruptamente en 1941 a casusa de su expulsión del país y su regreso a Estados Unidos. Shirer tuvo que abandonar Alemania en mitad de la guerra, dejando media Europa en llamas y a la mayoría de su población judía en los campos de exterminio. Regreso a Berlín es la esperada continuación de su diario berlinés y su personal ajuste de cuentas con el Reich de los mil años que vio su fin mucho antes de lo previsto. Iniciado en Estados Unidos durante 1944, nos informa de la creación de un nuevo organismo: la Organización de las Naciones Unidas, y anticipa su importancia en la gestión del marco geopolítico que surgirá después de la guerra. En 1945 vuelve a Europa por fin, al París recién liberado, y regresa a Berlín, ciudad devastada por los últimos meses del conflicto. Desde allí viaja a Nurenberg para cubrir los juicios contra los jerarcas nazis y ofrece una vez más su brillante interpretación histórica de los acontecimientos que vive, a la par que deja traslucir cierta actitud pesimista frente al mundo surgido de las cenizas de la guerra. Una narración fascinante y otra lección de periodismo. «El humo de los bombardeos todavía se eleva sobre las ruinas del país durante esta segunda estancia de William Shirer en Berlín, entre octubre y diciembre de 1945 # Regreso a Berlín es un libro imponente, pero también trágico. No hay victoria en él.» The Nation.
(Texto: Contraportada del libro)




Reportajes antifascistas.

Autor: Nico Rost.
Editorial: Contraescritura.
Traducción: Ronald Brouwer.
Isbn: 978-84-944121-4-.
Año:
Pág.: 157.
Idioma: Castellano.


Primera compilación en español de tres de los reportajes más relevantes de Nico Rost. Reportajes antifascistas recupera “Un campo de concentración en el Tercer Reich. La fábrica de cerveza de Oranienburg” (1933), “Desde el frente libertario español. Un reportaje” (1937) y “Los amigos de mi padre. Recuerdos de la Folkingestrat” (1955).
Nico Rost (Groningen, 1896 – Amsterdam, 1967) . Periodista, escritor y traductor. Entre los años 1923 y 1933 vivió en Berlín, donde desarrolló su carrera como escritor, periodista y traductor. En febrero de 1933, cuando Hitler aún no había cumplido un mes como Canciller, fue encarcelado en el campo de concentración de Oranienburg, una de las primeras instalaciones de detención nazi ubicada en una fábrica abandonada. Allí permaneció tres semanas. A su salida, Rost se instaló en Bruselas. Cuando estalló la guerra civil, viajó a España primero como corresponsal y luego como invitado al II Congreso de Intelectuales en Defensa de la Cultura de Valencia. Al acabar la contienda, regresó a Bélgica. Nico Rost trabajó a partir de entonces con varios seudónimos pero eso no le libró de la persecución nazi. En 1942 fue arrestado y encarcelado en la prisión de Scheveningen, de allí fue trasladado a Vught y finalmente al campo de concentración de Dachau, de donde no salió hasta la liberación.
Traducción de Ronald Brouwer



Secrets de la guerre, dévoilés par Nuremberg, Les.

Raymond Cartier. Ed. Librairie Arthème Fayard. Sin Isbn. Año: 1948. 320 pág. Francés.

Le procès de Nuremberg a donné à l'Histoire au moins dix ans d'avance.
Il s'agissait de châtier des criminels. Mais ces criminels étaient des ministres, des généraux, de hauts dignitaires, des fonctionnaires de tout premier rang. Ils avaient été mêlés à tous les grands événements intérieurs et internationaux depuis l'avènement d'Hitler. Leur procès fut, en conséquence, celui d'un régime, d'une époque et d'un pays.
(Texto: Introducción del libro)


Todo fluye.

Vasili Grossman. Ed. Galaxia Gutenberg. Traducción: Marta Rebón. Isbn: 978-84-8109-766-5. Año:. 2008. 300 pág. Español.

Stalin ya no está entre los vivos. En 1954, después de tres décadas preso en campos penitenciarios, Iván Grigórievich regresa a Moscú para comprobar que la vida allí ha seguido sin él. Desde el desangelado reencuentro, cargado de contención y culpa, con su primo Nikilái, un científico que siempre se ha mantenido fiel al Partido, o el paseo por el lugar donde vivía la mujer a la que amaba, Iván toma conciencia de la magnitud de la tragedia: la libertad no sólo ha sido asesinada en la política, sino también en la agricultura, en la filosofía y, sobre todo, en el alma de los rusos. A través de la voz del protagonista, Vasili Grossman se adentra en uno de los períodos más oscuros y trágicos del siglo XX, una época que empieza con Lenin, sigue con Stalin y termina en ese destino que nace de los huesos de una generación perdida. Una novela excepcional que además de retratar las miserias de la condición humana, es un grito contra el sinsentido de los totalitarismos y la afirmación de que la libertad es el bien más preciado del hombre.
(Texto: contraportada del libro)



Tormenta sobre Francia.
L. Méndez Domínguez. Ed. Establecimiento tipográfico sucs. S. de Ocaña-Tutor. Sin Isbn. Año: 1944. 511 pág. Español.



Últimos días de Berlín, Los.

Autor: Tamayo, Cristóbal (pseudónimo). Joaquín Navarro Cristóbal.
Editorial: Península.
Colección: Atalaya, nº 196.
Isbn: 978-84-8307-682-9.
Año: 2005.
Pág.: 125.
Idioma: Español.

EL PRIMER TESTIMONIO DIRECTO DE UN PERIODISTA ESPAÑOL SOBRE LA CAÍDA DEL TERCER REICH
Cristóbal Tamayo, pseudónimo del periodista Joaquín Navarro Cristóbal, fue corresponsal de La Vanguardia Española en Berlín en los últimos meses de la Segunda Guerra Mundial. Acabada la contienda, regresó como corresponsal del mismo diario a Bonn, capital política de la República Federal Alemana. Desarrolló también su labor periodística en Grecia, y en zonas de Oriente Próximo y del sureste asiático. Murió en 1970.En abril de 1945, el cerco sobre Berlín estaba casi cerrado. El ejército soviético, en una ofensiva aplastante e ininterrumpida, había cruzado media Europa para llegar al corazón del agonizante Tercer Reich. En el oeste, los ejércitos de los aliados avanzaban más lentamente, pero de forma inexorable. En el búnker de la Cancillería, Hitler y su corte se encerraron a la espera del hundimiento, mientras en las calles se amontonaban los deshechos de un infierno: cuerpos inertes o agonizantes, edificios incendiados o semiderruidos, la tensa espera ante la inminente llegada de los soviéticos. En este crepúsculo de dioses sin gloria, Cristóbal Tamayo decidió que debía regresar a Berlín para vivir el final. A mediados de abril tomó el último vuelo y llegó a la capital alemana para vivir las últimas horas del régimen nazi. Junto con otros compatriotas de la embajada franquista, asistió a las últimas conferencias de prensa, leyó los últimos periódicos, vivió los últimos bombardeos y los primeros asaltos y... dos horas antes de que se cerrara el cerco, pudo salir de Berlín en dirección a Dinamarca. Ante sus ojos desfilaron como espectros en sus últimas horas Hitler (entrevisto a lo lejos), Goebbels o Himmler. 
EN AGOSTO DE 1945, COINCIDIENDO CON EL FIN DEFINITIVO DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL, CRISTÓBAL TAMAYO PUBLICÓ LOS ÚLTIMOS DÍAS DE BERLÍN, DIEZ CRÓNICAS EN FORMA DE SERIE SOBRE EL FINAL DE LA ALEMANIA NAZI: EL PRIMER TESTIMONIO DIRECTO DE UN PERIODISTA ESPAÑOL SOBRE LA CAÍDA DEL TERCER REICH, NUNCA RECOGIDO EN FORMA DE LIBRO.
(Texto: Solapa interior y contraportada del libro)





Vida y destino.

Vasili Grossman. Ed. Galaxia Gutenberg. Traducción: Marta Rebón. Isbn: 978-84-8109-703-0. Año: 2007. 1120 pág. Español.

Vida y destino consigue emocionar, conmover y perturbar al lector desde la primera línea y resiste- si no supera- la comparación con otras obras maestras como Guerra y paz o Doctor Zhivago. En la batalla de Stalingrado, el ejército nazi y las tropas soviéticas escriben una de las páginas más sangrientas de la historia. Pero la historia también está hecha de pequeños retazos de vida de la gente que lucha para sobrevivir al terror del régimen estalinista y al horror del exterminio en los campos, para que la libertad no sea aplastada por el yugo del totalitarismo, para que el ser humano no pierda su capacidad de sentir y amar. En la literatura hay pocas novelas que hayan logrado transmitir esto con tanta intensidad. Vida y destino es una novela de guerra, una saga familiar, una novela política, una novela de amor. Es todo eso y mucho más. Vasili Grossman aspiraba quizás a cambiar el mundo con su novela, pero lo que es seguro es que Vida y destino le cambia la vida a quien se adentra en sus páginas.
(Texto: Contraportada del libro)


No hay comentarios:

Publicar un comentario